| 01/08/2019

El equipo de salvamento y socorrismo siempre a punto en las playas de Alboraya

El personal de los puestos de socorrismo atiende consultas, realiza curas, presta el servicio de baño adaptado y el de ambulancia.

Socorristas playas de Alboraya

El equipo de salvamento y socorrismo en la Patacona y en Port Saplaya de este año está formado por un equipo de un coordinador, 20 socorristas, cuatro patrones de embarcación, cuatro conductores y cuatro Diplomados Universitarios en Enfermería. Además el grupo cuenta con el refuerzo de jóvenes beneficiarios de la Dipu te Beca, cuyos estudios comprenden desde enfermería hasta auxiliar de enfermería y fisioterapia.

Por otro lado, la policía local de Alboraya además de coordinar las acciones de salvamento y socorrismo, también patrullan por los paseos marítimos y por la arena de las playas, evitando posibles hurtos, manteros y masajistas así como también colaboran en la detección de posibles problemas de salud.

La jornada comienza siempre en la central de policía, donde el equipo de salvamento se reúne con los responsables para recibir indicaciones sobre todo tipo de actividades que se tienen previstas en ambas playas. Excursiones, escuelas de verano, eventos o competiciones son algunas de las previsiones que aparecen durante esta temporada en la costa de Alboraya.

Una vez con la hoja de ruta marcada, recogen todo el material necesario como las emisoras, el material sanitario y los vehículos que se van a utilizar durante el servicio, entre ellos, la ambulancia.

Al mismo tiempo los patrones de embarcación se dirigen al puerto de Port Saplaya dispuestos a navegar para comprobar el estado del mar y las condiciones para el baño. El oleaje, las corrientes y otras circunstancias marítimas que lo pueden alterar, como la presencia de medusas, entre otras.

Una vez los patrones deciden la bandera se comunica a todas las postas y a todos los miembros del equipo de salvamento y socorrismo para que en sus puestos ondee la bandera correspondiente.

La atención al público se inicia a las 11 de la mañana, donde la posta sanitaria comienza la atención al público. Uno de los coordinadores nos comenta que lo más habitual es atender picaduras de medusa "eso no quiere decir que haya un banco de medusas, pero es muy común que a estos animales marinos se les pueda romper algún tentáculo y aún así, si entra en contacto con la piel produce reacción", para los casos de picadura de medusa una de las enfermeras de la posta indica que "el tratamiento que se realiza es muy sencillo aplicar agua salada fría", pero si la picadura es de pez araña, una especie muy común en el Mediterráneo “se recomienda calor, ya sea hundir el pie en arena caliente o en agua caliente".

Además de estos casos, el personal está preparado para actuar en casos más graves, en los cuales se sigue un protocolo muy estricto que puede derivar en la atención en el centro de atención continuada, PAC, o en el mismo hospital, dependiendo del suceso.

 

Pulseras identificadoras para menores

Por otro lado, la actividad del personal de salvamento y socorrismo también consiste en la prevención, por ese motivo cada año pone en marcha un sistema de pulseras de plástico identificativas para menores, donde se puede escribir el nombre y un número de teléfono.

Los socorristas además de repartir estas pulseras entre las personas encargadas de niños y niñas, quién lo desee también puede disponer de una solicitándola en las postas sanitarias y en los puntos de información turística, Tourist Info.

Este método es una forma de localizar rápidamente a la familia "este protocolo tiene gran efectividad, hay una gran coordinación entre todo el equipo de salvamento, socorrismo y policía local y por eso todos los casos se resuelven con mucha rapidez", comenta uno de los coordinadores de playas.

 

Baño adaptado

La posta de Patacona y Port Saplaya Sur cuenta con el servicio de baño adaptado. Las playas tienen personal encargado del acompañamiento a personas con discapacidad.

En este servicio participan algunas de las estudiantes de enfermería, fisioterapia y auxiliar de enfermería que cuentan que "es una experiencia muy bonita, son unas prácticas relacionadas con nuestras especialidad y estamos aprendiendo mucho" y añaden que este tipo de servicio siempre lo realizan cuando hay bandera verde y con la supervisión de un socorrista "realizando este tipo de servicio aprendemos mucho porque antes del baño hablamos directamente con la persona que lo solicita o con los tutores responsables y conoces de primera mano el grado de discapacidad del bañista. De esta forma nosotros nos adaptamos al usuario o a la usuaria para ayudarle en todo momento, tanto dentro como fuera del agua".

Ambas playas cuentan con pasarelas anchas adaptas y dos plataformas de 23 metros cuadrados para proporcionar sombra a personas con diversidad funcional que hacen uso del baño adaptado en las playas de La Patacona y Port Saplaya Sur. En ambas playas también existen pasarelas de madera que facilitan el acceso a las personas con movilidad reducida. Además, el Ayuntamiento de Alboraya completa este servicio poniendo a la disposición de los usuarios sillas y muletas anfibias.

Socorristas playas de Alboraya

Información Relacionada

No hay información relacionada

Documentación Relacionada

No hay documentación relacionada