| 08/11/2019

Las campanas de la parroquia de Alboraya se preparan para ser restauradas

Esta semana han empezado los trabajos y bajada de las campanas de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción

El miércoles ha sido una cita histórica para las campanas de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Alboraya. Se han iniciado los trabajos de restauración global de las seis campanas del campanario de la parroquia de la localidad.

 

Los trabajos iniciales se han centrado en la bajada de las campanas de la torre y su traslado a los talleres para su limpieza y restauración, además de eliminar los equipos de motorización que hayan dejado de ser útiles, para sustituirlos por unos más modernos y nuevos.

 

En la bajada de las campanas estuvieron presentes el alcalde de Alboraya, Miguel Chavarría, y miembros del equipo de gobierno, además de personas relacionadas con la parroquia y gente del pueblo, que no querían perderse este histórico momento.

 

La restauración también consistirá en la recuperación acústica de las campanas mediante una limpieza del bronce con proyección de silicato de aluminio de grano fino, que no afecta a las inscripciones ni decoraciones, eliminando todas las capas de óxido, suciedad y restos de pinturas.

 

Las campanas son las siguientes 6, ordenadas por su tamaño y peso:

 

Campana 1 "Alçar a Déu", Campana 2 "Sant Pere", Campana 3 "Santíssim Sacrament", Campana 4 "Crist de la Providència", Campana 5 "Sant Cristòfol", Campana 6 "Santa María de L’assumpció".

 

Son campanas del estilo esquila, nombre tomado de los campanas utilizadas en ganadería. La más grande es la número 6, que tiene un peso aproximado de 904kg y un diámetro de 1160 mm. La mayoría datan del año 1939, no obstante la más moderna, la número 3, es de 1980, y la número 1, data de 1885, siendo la más longeva y la más pequeña, con un peso de 21 kg y un diámetro de 330 mm.

 

A algunas campanas también se les va a incorporar un nuevo yugo de madera de perfil convergente respetando el formato de modelo local, un badajo nuevo de caña de hierro, la construcción e instalación de nuevos apoyos empotrados en el muro, y la instalación de un electromartillo con gran rapidez de toques y alta precisión de ajuste de golpeo.

 

Además va a instalarse un cuadro eléctrico para 5 campanas, y un ordenador de última generación para la programación de las mismas, que permitirá su control y cambios automáticos de horas, calendario litúrgico, además de incorporar una antena de radiofrecuencia para mantener la hora exacta.

 

Una vez finalizados los trabajos se realizará una exposición estática de las campanas en el interior del templo.

 

El presupuesto para su restauración, bajada y exposición es de 45.163,25 euros, de los cuales la Diputación de Valencia ha aportado 31.614,28 euros (un 70% del importe total), y la parroquia 13.548,97 euros (el 30% restante).

Información Relacionada

No hay información relacionada

Documentación Relacionada

No hay documentación relacionada